13 mar. 2010

FROM: Sigmund Freud TO: Jacques Lacan

En la entrada anterior mencionaba yo el acuse de recibo que Freud hizo de la tesis doctoral de Jacques Lacan. He aquí la imagen de la tarjeta que éste recibió como respuesta al envío de su trabajo sobre la psicosis paranoica ("caso Aimée"), mismo que constituiría su primera incursión en el freudismo. En el lacónico mensaje, fechado en Viena el 8 de enero de 1933, puede leerse: "Gracias por el envío de su tesis".


Como en el envío Lacan no especificó su residencia con claridad -vivía en la rue de la Pompe, pero se domiciliaba en Boulogne- Freud tuvo que inscribir sendas direcciones en la postal.

¿Será que la tesis del joven psiquiatra interesó tan poco a Freud que ni se dignó a abrir el manuscrito?

Es perfectamente plausible. Antes que en el ámbito psicoanalítico o psiquiátrico, la tesis de Lacan obtuvo el reconocimiento de artistas y literatos. En febrero de 1933, Paul Nizan fue el primero en escribir una elogiosa reseña; en mayo de ese mismo año vino una de René Crevel en el mismo tenor, y en el primer número de la revista Minotaure (el mismo en que Lacan publicó su artículo "El problema del estilo y la concepción psiquiátrica de las formas paranoicas de la experiencia"), del mes de junio, Salvador Dalí escribía acerca de la tesis del Doctor: "A ella le debemos el hacernos por primera vez una idea homogénea y total del fenómeno fuera de las miserias mecanicistas en que se empantana la psiquiatría corriente". Así las cosas pues, en el lejano año de 1933. Aún faltaban tres más para que Lacan diera a conocer sus primeras concepciones sobre el estadio del espejo, "la escobilla", según le gustaba decir, que le permitió entrar de lleno al psicoanálisis. (Y sacar el pie, podríamos añadir, que había dejado en el terreno de la psiquiatría).

3 comentarios:

m.augusta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
m.augusta dijo...

Gabriel, é emocionante ver essa correspondência que se revelou não-correspondência. Nunca saberemos o que teria levado Freud a escrever apenas uma frase; podemos ficar apenas nas conjecturas.
Ao ver a foto com o breve escrito de Freud, e ler as suas considerações, o que me ocorreu foi a formulação lacaniana: 'Je te demande de refuser ce que je t’offre'.
um abraço

Erik Satie dijo...

Gabriel:

La carta en la que Freud le comenta la tesis a Lacan "existe" (para un lector atento, por supuesto) Fue traducida por el psicoanalista argentino Roberto Harari. Hay versión en portugués. Aún no logré traducirla. Te invito a charlar sobre el tema sobre el que escribí con más detalle en: http://eroticadeldeseo.blogspot.com.ar/

Saludos desde Argentina
Un gran abrazo